BABY ETCHECOPAR TEATRO GRAN RIVADAVIA Av. Rivadavia 8636


FUNCIÓN Sabado 22 de Junio 21:30hs.    


UBICACIÓNPRECIOSNUMERACIÓN
Platea Preferencial$ 750 $ 75 (*)Fila 1 a 20
Platea Oro$ 700  $ 70 (*)Fila 21 a 30
Platea Plata$ 650  $ 65 (*)Fila 31 a 35
Pullman 1$ 650  $ 65 (*)Fila 1 a 10
Pullman 2$ 550  $ 55 (*)Fila 11 a 20
Pullman 3$ 550 $ 55 (*)Fila 21 a 27 
(*)cargo por servicio (no incluye costos de entrega)


Garage “LUJÁN” (Los tickets SE ADQUIEREN directamente en el estacionamiento).Direccion: Ramón Falcón 3966.Estacionamiento exclusivo para shows del teatro. Valores promocionales para clientes del teatro, mostrando la localidad al momento de ingresar el vehiculo al estacionamiento (aplicable únicamente a 1 automóvil. Se excluyen camionetas, 4x4, vans, combis, utilitarios).Vigencia del estacionamiento: desde media hora antes del inicio de la función y/o espectáculo y/o evento y hasta tres horas posteriores a la hora de ingreso del auto.

 

BABY ETCHECOPAR

 “PRESIDENTE”

Transgresor, cínico, irreverente, morboso, cómico, dramático y sensible hasta las lágrimas.

Tuvo la virtud de hacer un culto las cosas que tocó, para bien o para mal. Tan incomprendido, como comprendido, amado, admirado, odiado, criticado, pero nunca un mediocre.

Corriendo siempre el riesgo de reinventarse, llegando a más público y pasando a ser admirado hasta por sus mismos detractores por la coherencia y la continuidad de su discurso, extremadamente fuerte en sus definiciones.

Lejos de encasillarse en un espectáculo de texto, una comedia o un stand up, Baby Etchecopar vuelve al teatro con una propuesta totalmente renovada, con su estilo de siempre… Cuando se enciendan las luces del escenario, no aparece un personaje encarnado por un actor como puede suceder en una comedia.

Te verás a vos mismo, invitación mediante, a realizar un viaje hacia tu interior. Simbolizándote a vos mismo, a tus hijos, a tus padres, a tu Dios.

Convirtiéndote en el protagonista de una obra que te hará estremecer durante una hora y media.

Transmitimos nuestras frustraciones, como posiblemente también lo hayan hecho nuestros padres con nosotros, para que luego sin culpa: Votemos mal, vivamos mal, amemos mal, trabajemos mal y volvamos a trasmitir este sentimiento en nuestras creaciones, que serán las que nos juzgarán hasta el último suspiro de nuestras vidas.

Al punto de buscar equivocadamente la alegría, el sol y la aventura en un programa de televisión o votando a un sinvergüenza. Que conociendo muy bien nuestras deficiencias, te hace parir como a un hambriento de salvación, la confesión de un cura.

Vittorio Gassman dijo: “el teatro no hizo para contar las cosas, sino para cambiarlas”.

Baby: Por eso yo hago teatro.

visaMastercard Visa Electron

TEATRO GRAN RIVADAVIA